Adho Mukha Svanasana

Es un gran tópico en el terreno del yoga que muchos se pregunten por esta postura, relacionando la distancia entre los pies y manos, cuan recta debe estar la columna, la posición de los hombros y muchas preguntas más.

Entre tantos detalles que doy en el profesorado de yoga, lo que me gustaría compartirles es lo he descubierto hace varios años en base a mi experiencia, por supuesto.

Practico ashtanga yoga desde hace más de 18 años, siempre hice la postura del perro mira abajo de la misma manera hasta que comencé a tomar clases de Iyengar y me cambió completamente la alineación. Tanto que me comencé a tomar clases de este estilo bastante seguido combinando con mis clases de Ashtanga Yoga.

En mi caso hacia una gran curva en mi columna, llevando mi flexibilidad al extremo, sacando costillas y exigiendo mis hombros. Si uno pudiese ver la postura de costado, se daría cuenta que la espalda debe estar recta, pero sin ninguna curva. Entonces, decidí corregir este error para no sobre exigir las articulaciones, y trabajar de forma correcta la postura.

Hace poco, una alumna me hizo esta pregunta: Cómo corrijo la curva en mi espalda? y le dije lleva peso a tus manos, trata de no pasarte de hombros y mete las costillas

En base a esto  yo pude corregir este error tan común, no es algo fácil, ya que el cuerpo esta acostumbrado a hacer lo contrario, pero cuanto antes se pueda corregir mucho mejor, así prevenimos alguna lesión innecesaria. Les dejo dos fotos de mi alumna Cecilia Valvenson que con mucho amor me compartió y se puede ver cómo va trabajando poco a poco para mejorar la postura.

POSTURA INCORRECTA

 

POSTURA CORRECTA

 

Lo más importante, como siempre digo en el profesorado y en las clases regulares, es no exigir las articulaciones, hay que protegerlas.

Espero sus comentarios, si te sirvió este articulo compartido para ayudar a otros.

Namasté


New York

 

 

 

Hace un mes que volví de un viaje increíble que compartí con ustedes a través de mi cuenta en Instagram @alegreselva

Ahora les comparto lo que más me gustó de esta ciudad y mi experiencia con el yoga en cada rincón de este maravilloso lugar. Nueva York es una de las mecas del yoga a mi modo de ver, es como el polo del otro lado de india, como su lado lado Yang o lado Yin, depende de como la mires. New York es un lugar  para volver muchas veces, no alcanza con una sola, amo descubrir sus rincones y su arte en las calles maravillosas de Brooklyn y las galerías de arte de Chelsea en Manhattan.

Siempre creo mis viajes planeando con quien practicar yoga y luego acomodo todo lo demás. La primer visita que hice a esta ciudad, estuve viviendo en Brooklyn y practiqué Ashtanga Yoga con Eddie Stern uno de los primeros estudiantes de Pattabhi Jois. Un estudio de yoga hermoso con un café muy canchero para que puedas degustar el mejor café post practice y comer las maravillosas delicias que ofrecen. Sus clases son muy temprano por la mañana comenzando a las 5 am, ustedes pensarán que no hay nadie, pero todo lo contrario de 5am hasta las 8am, es donde mas gente hay en su estudio, luego todos van a trabajar arrancando su día muy temprano y ya preparados con mucho prana en su cuerpo y su mente en paz. La verdad es un placer arrancar el día así! Yo vivía a dos cuadras de su estudio y caminar por esas calles, entrar en esa atmósfera y experimentar sus clases fue de lo mejor que hice.

Brooklyn es hermoso! o sea, toda la ciudad lo es, pero Brooklyn tiene una magia diferente a la isla: Manhattan. Para mi es mas calma y relajada y eso influye mucho de acuerdo a donde quiera planear ir en el día a día. Otra de las cosas que más disfruté fue caminar e ir a tomar clases de hatha yoga al Prospect Park (los martes y jueves por la mañana, solo necesitas llevar tu yogamat), un inmenso parque increíble donde podes perderte por cualquier rincón pero te da un placer enorme porque no ves ningún edificio desde su centro. Me hizo acordar al Central Park cuando lo pisé por primera vez, un hermoso oasis verde en la ciudad. Luego me contaron que ambos parques fueron creados por los mismo paisajistas! La diferencia más a la vista entre uno y otro es que, como te decía al comienzo, desde el Prospect Park (Brooklyn) no ves la ciudad siendo todo verde a tu alrededor por donde mires, pero desde el Central Park (Manhattan), podes ver los edificios hermosos y luminosos que caracterizan a esta parte de la ciudad.

Otra de las maravillosas atracciones de verano en Prospect Park son los recitales al aire libre y las películas que pasan creando un cine alrededor de árboles enormes y aire puro. Es algo maravilloso, demás esta decirte que los Food trucks que hay alrededor venden comida de excelente calidad, pudiendo hacer picnic y disfrutando junto con quien quieras con un súper plan cualquier día de la semana. La entrada es libre y gratuita al igual que las clases de yoga. 

 

Para comer en esta ciudad es necesario saber que vale la pena comer de todo! En serio, toda la comida es increíble y riquísima. Pero ese es un chapter aparte que te voy a recomendar al final de la nota.

 

Te sigo contando sobre lo que más me apasiona: YOGA!

 

En mi segundo viaje, tomé clases de estilo diferentes, porque sentí que necesitaba explorar otras cosas, por supuesto continuaba con mi practica de Ashtanga Yoga, pero hice increíbles descubrimientos en otros estilos. Si no sabías el primer estudio en la ciudad de New York fue Jivamukti, ubicado en Union Square en la ciudad de Manhattan, es uno de los más famosos en esta ciudad y es reconocido mundialmente como uno de los estudios preferidos de los grandes yoguis. Tomé muchas clases allí, me enamoré de la libertad en cada una y de la calidad de atención que tienen para con todos los alumnos. No necesitas llevar mat, ellos te ofrecen una (la cual te alquilan por 2usd) y podes ducharte al final de la clase (2usd) que es un lujo en verano, así podes seguir recorriendo la ciudad bien fresquito post practica. Jivamukti es un estilo de Vinyasa Yoga, sus creadores son Sharon Gannon y David Life quienes fueron practicantes de Ashtanga Yoga en un principio y luego mutaron creando su propio estilo, añadiendo música e improvisando los movimientos. Todo fluye siguiendo el ritmo de la respiración, por mas que estén sonando los Rolling Stones de fondo, nunca se pierde el eje de la practica. Fue un lujo conocer a Danielle profesora que amé mientras estuve tomando clases aquí. Me nutrió en cada movimiento y me vino bárbaro salirme de las estructuras y probar cosas nuevas! Siempre lo hago cuando viajo y considero que invierto todo el tiempo y en experiencia. Jivamukti también consta de un café donde podes desayunar, almorzar, merendar y cenar con lo más deliciosos productos orgánicos, tiene una tienda de ropa increíble donde te tentas si o si!

 

Hace muchos años que soy fan de Sri Dharma Mittra, pero no lo conocía personalmente. En mi segunda visita decidí por fin conocerlo. Fue amor a primera vista. Es un ser maravillosamente dulce que te enseña con mucha calidez y humor. En una clase de casi 50 personas no le quita la mirada a nadie, corrije a todos los que puede y como si fuera poco con sus más de 80 años hace todas las asanas avanzadas. Sus clases son un estilo de yoga dinámico, donde va creando secuencias de posturas, no son improvisadas, cada vinyasa esta ya creada y hay una serie de su propio estilo con una lógica en cada asana que no deja de asombrarme el efecto que tuvo en mi cuerpo y en mi mente. Amé su energía, la charla que tuvimos y el honor que halagara mi practica y me incentivara a más. Tomé las clases del mediodía y realmente me sorprendió la cantidad de gente que hay a esa hora en una clase de yoga en el medio de Manhattan. Maravillosa experiencia, para seguir aprendiendo y nutriendo el alma.

 

Otro estudio que me invitaron a practicar fue: Ashtanga upper west side, tuve el placer de arrancar mis mañanas en este lugar junto a muchos practicantes super comprometidos y con una practica maravillosa. El lugar es super cálido y fácil de llegar. Los ajustes de su directora valen realmente la alegría de poder ir cada día y salir listo para encarar la ciudad desde otro lugar. Así lo hice y entonces decidí tomar clases de danza en una de los mejores escuelas de la ciudad: Alvin Aiely American Dance Theather, clases de afro, contemporánea, hip hop e increíbles estilos que te dejan con ganas de seguir aprendiendo cada vez más. Todo en el west, amé!

En Manhattan también podes disfrutar de conciertos al aire libre, en el Central Park (tenes que chequear la agenda online) en el Bryant Park, donde también pasan películas clásicas del cine norteamericano y podes verlas en medio de la ciudad y disfrutar de un rico menú o bien podes llevarte tu vianda casera hecho y disfrutar con manta y todo en el medio del parque.

Una de las atracciones mas hermosas es caminar, solo el hecho de caminar te da una pauta increíble de como va el mapa de la ciudad, ya que Manhattan es una isla y para ubicarte si te manejas todo el tiempo en subway te perdes de un montón de cosas, pero no hay duda que lo más increíble del Subway de Nueva York es que es rápido, funciona bien y toda la noche, si si, leíste bien, toda la noche.

Sobre los lugares lindos para visitar y comer podes ir al Chelsea Market con sus increíbles tiendas donde podes encontrar comida vegetariana, vegana, china, japonesa, Hindú y de todo tipo. Solo necesitas tiempo para recorrerlo, pero proba todo!! Una vez que termines de recorrerlo podes caminar por el High Line una de las atracciones mas hermosas de la ciudad, donde sobre las vías del tren se construyó un parque súper bello donde tenes una vista increíble, vale la pena recorrerlo en bici, sacar fotos y pasear tomando un rico helado frutal orgánico que preparan allí.

Museos que no podes dejar de ir, además del MET (necesitas al menos dos días para recorrerlo, aunque no te aseguro que lo termines de hacer…es hermoso!) por supuesto el MOMA. Los viernes la entrada es libre y gratuita, te va a llevar un tiempo recorrerlo y quizás te duelan los pies, pero no te preocupes porque al salir tenes un restaurant de comida china increíble: Xi´an Famous Foods, queda justo enfrente y podes comprar lo que quieras por menos de 10 usd y si seguís caminando sobre la misma cuadra tenes un pub irlandés que esta bueno conocer por si te gusta la buena cerveza y queres seguir recorriendo sin tanto calor corporal.

Otro de los lugares que no podes dejar de ir es Wanderlust Café, inauguró hace poco y tienen unos brunchs que te van volar la peluca. También para ir a conocer y si te gusta la cerveza tenes que ir a Death Rabbit en la zona de Wall Street, de afuera no te dice mucho, pero entras y te sentis en otro planeta con el tiempo en stop, excelente ambientación.

Tengo dos lugares geniales para ir a comer nivel dios: Cafe Luxembourg (Manhattan) y Leuca (Brooklyn) les aseguro que pueden ver muchos famosos y degustar los mas increíbles platos. Pasta? la mejor en ambos! Un LUJO

También una opción más en el medio de la City y muy buena es The Smith, donde me invitó a cenar una Argentina que me sigue por las redes y le dije que si! Mucha onda ella y la tenía clarisima con la ubicación de la ciudad! Una genia Mechi, nos divertimos un montón! En este lugar podes comer de todo, carne, pastas, platos vegetarianos, los tragos parecen excelentes y el lugar tiene la típica barra con azulejos blancos en toda pared, uno de los típicos en NY. Luego fue copiado por muchos otros, pero este es único. La ambientación es muy buena, pero es un tanto bullicioso para mi gusto, cuesta escuchar lo que dice tu acompañante. Ahora eso si, la comida excelente.

Si estas paseando por el Washington Square Park tenes que meterte en la Macdougal St y empezar a buscar que lugar te llama más la atención, tenes todas la ofertas culinarias que te imagines! Desde comida danesa hasta turca. Un lugar donde podes comer muy bien también es Maison Kaycer (lo encontras por toda la ciudad hay miles de locales de esta cadena) si comes afuera es más económico y los platos no varían mucho con los que ofrecen adentro con servicio de mesa.

Uno de los lugares mas asombrosos para hacer shopping es el SOHO donde no podes dejar de ir a ALO YOGA, una de las tiendas de ropa más copadas de la ciudad, encontras todo a tu medida y excelente calidad. Además de Lulu Lemon que también se caracteriza por tener excelente calidad en sus diseños, aquí podes tomar una clase de yoga y quedarte disfrutando un delicioso café orgánico o té exótico en la tienda mientras te lees un libro yogui no tan fácil de encontrar en cualquier librería.

La pizza preferida en mi corazón es Eataly un lugar donde fui muchas veces porque alguien se enamoró de mi y me encantó! Dejo a tu imaginación el final 🙂

No dejes de buscar, como ya te dije caminar y aprovechar todo lo que te hace engordar el ojo esta ciudad con la inmensidad de atracciones que ofrece, oferta culinaria y mucho yoga. Todo el nivel que elijas disfrutar va a ser de buena calidad, tenes para todos los gustos, sólo con un poco de info y pautas ya estas listo para recorrerla y disfrutarla. Hay miles de lugares mas para comer que no recuerdo sinceramente, pero que la pasé bomba perdiéndome y metiéndome a la galerías de arte de la zona de Chelsea, conocí gente maravillosa y me divertí muchísimo junto a amigos que conocí en India: Clara y Francisco que viven en Nueva York, ellos me dieron un gran empujón para ir, visitarlos y seguir aprendiendo de experiencias, porque como te dije antes es el mejor dinero invertido.

Que tengas una hermosa semana!


Ashtanga Yoga Workshop en Buenos Aires

 

 

Hace mucho que no escribo en el blog, estuve con mucho trabajo (interno y externo) pero volví para contarte primero que nada, que retomo pronto y que esta semana vas a recibir un nuevo post sobre lo mas amo hacer en el mundo: el yoga y cómo me sigue cambiando la vida, transformándola y amoldando las circunstancias hacia lo que realmente me toca experimentar en cada momento.

Siempre digo que mutamos todo el tiempo, pero si hay algo que esta filosofía de vida me ha enseñado es que de nada sirve empujar algo que no es para vos (aplica a todo, por supuesto). Muchos me preguntan si necesitan ser flexibles para practicar yoga, pero realmente no se necesita saber algo de antemano, sino que con el movimiento que se va gestando en cada clase, que no tiene porque ser perfecto, se va generando una base sólida de compromiso con uno mismo y eso hace toda la diferencia. Excusas siempre hay un millón, pero mejor empezar yoga antes de que te lo recomiende el médico, verdad? El Yoga es para todo el mundo, todos pueden practicar! Luego aprendes como poder tomarte cada acto de tu vida como una meditación y eso es maravilloso!

Por este motivo me pone muy feliz poder compartirte este workshop (taller) que dará  mi maestro MV Chidananda en Buenos Aires. Es la primera vez que viene a la Argentina y estoy muy emocionada y con muchas ganas de que sea Mayo! Pero paro con la ansiedad mejor, y te sigo contando un poco más…

Será un taller de siete días en total, de lunes a viernes con una practica diaria en un horario a elegir (por la tarde 19.30hs o bien por la mañana 7hs, de acuerdo a lo que te quede más cómodo) más dos clases especiales el fin de semana (por la mañana) donde se verán detalles de los movimientos en la serie y tips para poder realizar lo que denominamos en Ashtanga Yoga el jump back (salto hacia atrás) y el  jump through (salto hacia adelante) Además, después de la clase especial del sábado, dará una charla con una espacio abierto a preguntas y respuestas.

Hace muchos años mientras vivía en mysore, soñaba con este momento y ahora que se esta cumpliendo estoy mega alegre disfrutando de cada uno de los pasos que esto conlleva y puedo decir que de todos los maestros que he conocido, ha sido él el que me ha enseñado la practica diaria y el desapego en mas de una circunstancia. Amo a Chidananda, amo su dulzura y su amor por el yoga, su manera de enseñar y sacar lo mejor de vos siempre. Por este motivo es que te comparto esta información donde podes formar parte de este taller para profundizar tu practica y además, tener a India un poquito más cerca de vos. Del 7 al 13 de Mayo, es para todos los niveles de practica, si sos principiante podes hacerlo, si sos avanzado también. Chidananda le dedica tiempo a cada uno en especial, eso es lo bueno de él, enseña todo lo que sabe y no se guarda nada.

Para mi este taller es un honor y una manera hermosa de seguir mi Dharma, mi misión en esta vida. Estas invitadísimo a participar, acá te dejo el link donde podes ver los detalles del taller: www.yogar.com.ar/mv-chidananda 

Las clases regulares de Ashtanga Yoga siguen en villa crespo, donde es mi escuela y el lugar al que le pongo toda la dedicación y todo el amor cada día de mi vida. Es mi hogar de yoga en Buenos Aires y los espero a todos para seguir brindando siempre desde mi experiencia, enseño desde lo que el yoga me fue transformando y valoro cada gota de sudor, cada incomodidad y cada resbalón sobre el Mat, porque todo eso es justamente lo que te hace más fuerte y saca al verdadero guerrero y despierta el fuego interno que hay en vos.

 

Namasté y que tengas un hermoso día, Selva Alegre


El Yoga y la vida moderna

yoga en India

Mysore, sur de India -2017-

 

 

A veces en la vida nos vemos envueltos en una serie de pensamientos o ideas que no podemos parar en nuestra mente ¿Les sucede esto? 

El vivir en una vida moderna y acelerada hace que nos cueste entrar en una sintonía profunda de repente o al menos sucede que nos da miedo al comienzo del cambio. Pero considero que esto es parte del proceso de evolución hacia una nueva forma de ver la realidad que nos rodea. 

No todos estamos conectados a las mismas cosas y a los mismos estímulos, por esto mismo es que pienso que la clase de yoga es diferente para cada unos de nosotros. Vamos desde pensamientos mundanos a profundos, desde tareas del hogar, tareas laborales y hasta relaciones personales en nuestra mente. Sucede de todo, pero qué es lo mas profundo que nos sucede? el poder abstraernos de todos estos pensamientos. ¿Cómo es esto posible? Practicando Yoga seriamente. 

Cuando comencé con esta practica de Ashtanga Yoga, ya conocía el nacimiento de la misma, la raíz, su fuente: el Hatha Yoga. Mi mente podía establecer paz en este lugar, pero la realidad era que estaba viviendo un momento muy atormentado de pensamientos y buscando mas que nada libertad, cambiando de trabajo y comenzando a vivir sola. Muchos cambios y todos juntos. 

En ese momento de mi vida, nadie tenía página web de yoga, no existía la información online de profesores de yoga, solo podías acceder vía número telefónico y mas que nada era un dato que se pasaba de boca en boca, por recomendación. Yo trabajaba diez horas como encargada en un spa, sabía que una ex compañera del profesorado de yoga estaba practicando Ashtanga y me había comentado que estaba fascinada. La verdad no tenía su teléfono y tampoco su mail. Iba en el bus, camino a mi trabajo y comencé a pensar en ella ya que quería comenzar a practicar algo más dinámico, mi cuerpo me lo pedía y mi mente mas aún. Pasaron unos minutos y ella sube al bus, mis ojos no podían creer lo que veían porque no había otra manera de enterarme donde tomar las clases con su profesor. Casualidad? no lo creo…definitivamente esto era una señal. Ya teniendo los datos de las clases, llamé por teléfono y rápidamente comencé a practicar esta disciplina que amé desde el primer día y sigo amando hasta el día de hoy. 

Empecé a levantarme muy temprano porque entraba a trabajar a las 10 de la mañana y no podía ir a la tarde. Me anoté para ir todos los días, esto cambió totalmente mi estado de ánimo, la calidad de pensamientos que tenía y la vitalidad que mi cuerpo estableció era notablemente muy elevada. A partir de este momento algo nuevo comenzó a gestarse en mí ser, nada volvería a ser como antes. Seis meses practicando todos los días este método y mi vida tomó un nuevo rumbo, cambió de forma y pude sostener muchos cambios con mucha entereza y coraje. 

No hay nada que pueda describir certeramente lo que produce esta practica, más que practicarla, vivenciarla y amarla. Porque para muchos de los practicantes es como medicina para convivir con lo que acontece en nuestra sociedad moderna, es el elixir de moderno que necesitamos. 

Recomiendo esta disciplina a todos aquellos que deseen realmente una respuesta a inquietudes, a los que necesiten de mas fuerza en todos los aspectos de su vida, a los que quieren animarse a hacer cosas nuevas, a los que nunca practicaron, a los curiosos, a los que leen acerca de filosofías ancestrales, a los que quieren renovarse…este método es para todo el mundo, todos pueden practicar y experimentar una vivencia personal especial para lo que necesite cada uno.

Para asimilar los cambios es necesaria una buena predisposición de salir y entrar en diferentes estados de ánimo, esta practica te ayuda a eso, a poder pararte y comenzar de nuevo, ser de nuevo, volar, saltar, sostener y vibrar ten tu respiración, todo junto a su vez. Algo mágico esta sucediendo, cada vez el mundo necesita del yoga, cada vez las personas quieren y buscan alternativas, ser una comunicadora e inspirar a otros con mi experiencia me llena de emoción, saber que los cambios son reales, porque el yoga real es uno solo. Nadie les va decir que tienen que seguir a un guru para esto, la transformación es personal e individual. Yoga es unión, no divide nada. 

Toda la info sobre las clases esta aquí, nuestro hogar de yoga queda en villa crespo. Los esperamos.

Namasté 


Encuentro

encuentro

 

 

Tantas veces leo en mails que me llegan en donde me preguntan sobre cómo realizar la postura perfecta o cómo hacer para poder realizar un asana más rápidamente…

Opino que nada de esto es relevante.

La verdadera conexión con el Yoga es a través de nuestra respiración y esto hace que nos podamos re-conectar con nosotros mismos en un camino misterioso hacia donde va nuestra mente cada vez que ponemos nuestros pies sobre el mat.

Al menos es esto lo que el Yoga logra en mí cuando vuelo a través de mi inhalación y exhalación. Es que voy a un lugar no solo misterioso, si no que es  pacífico, amoroso y sabio. Cada vez somos mas amigos y logra impregnarse en mi ser paso a paso.

Muchas veces durante mis inicios, sentía que debía ir en búsqueda de ese espacio una y otra vez, pero a lo largo de los años comprendí de que se trata “soltar“. Y voy aprendiendo cada vez más como es soltar, ya que no es algo que sólo nos sucede una vez…entonces es ahí donde este lugar me busca, viene solo, llega y me inunda con todo lo que tiene para darme. Yo lo único que hago es escuchar las olas del mar que reproduce mi respiración, nado en movimientos, bailo la danza de shiva sin esperar nada a cambio, me perfumo de esta auto-sanación alquímica que me produce mi practica de Yoga sin expectativas, nada mas y solo eso.

“El buscador se convierte en  sabio cuando deja de buscar y es finalmente, encontrador.”

Selva Mariana Alegre


Presencia

constancia

 

No es necesario ser flexible para hacer Yoga, solo hace falta voluntad. Nada mas y nada menos. ¿Pero como tener voluntad cuando nos cuesta levantarnos por la mañana de solo pensar que vamos a  realizar saludos al sol? Bueno, mi experiencia me dice algo: lo que hago es pensar  en como me siento después de la clase, ese es mi secreto para no perder la constancia en la practica. El cuerpo registra todo y cuando estas en Savasana relajandote cada parte de tu ser vibra un estado único e irrepetible.

Para adiestrar a la mente, porque claramente le gusta distraerte en cosas y hábitos que hacen que te desenfoques, hay que educarla o mas bien re-educarla, entonces debes recordar y esta palabra: Recordar, viene del latín recordis y significa pasar de nuevo por el corazón; entonces registra ese momento después de la clase de Yoga para poder ayudarte a inspirarte y que pase lo que pase sobre el mat, va a estar todo bien, sos vos y no sos perfecto y yo tampoco. Cada practica debe ser lo mas genuina posible y si un día estas cansado/a esta bien, pero hace tu practica de todas maneras con esa energía, tu cuerpo necesita tener muchas experiencias sobre el Mat, practica cuando estas de súper buen humor, cuando sonreís, cuando tenes sueño, cuando estas muy estresado, cuando llueve, cuando tenes poco tiempo y cuando estas cansado, nada de eso importa una vez que estas con los dos pies en el mat.

Tu practica conciente es tu maestro de todos los días, es el indicador de como va tu energía y de como se desarrolla. El verdadero coraje que determina una practica certera esta en levantarte a practicar, mas allá de todo. Yoga no se trata de colocarse las dos piernas detrás de la cabeza, eso es una consecuencia de una practica serena de muchos años, no el objetivo. Yoga no es ser modelo de nada. Yoga es estar presente, poner los dos pies sobre el mat, incluso cuando te sentís abatido o estas lesionado. Las lesiones corporales nos enseñan muchísimo sobre nuestro carácter y lo amoldan, lo amasan hasta que nos rendimos a ellas y nos levantamos igual, aunque el dolor este ahí, pero no por eso vamos a cerrar los ojos, porque recordamos que en nuestro corazón esta el verdadero fin de la practica y eso mis queridos lectores es un tatuaje real de amor y certeza. No hay medidor para eso, solo constancia y presencia.

Ser Yogui o Yogi (en inglés) es usar nuestra conciencia todos los días y en todos los actos que realizamos. Tratando de mantener una vida acorde a los que dicen los libros sagrados y respetarlos, teniendo también nuestra propia búsqueda y experimentando lo que nos sucede día a día.

Un Maestro ayuda a otros en un principio, pero depende de cada uno de sus alumnos o discípulos mantener la pasión por la búsqueda y el hambre de conocimiento. El Maestro no te dice como ser Yogui, eso es muy personal. Para mí son Yoguis las personas que son coherentes con lo que practican arriba del mat y lo aplican en la vida, son esas personas que llevan años de practica y hacen Yoga con cada acto. Muchos años de practica dan como resultado un sello, no en la piel si no en el corazón de un practicante que busca y que ve en cada paso un aprendizaje, no un impedimento. Un verdadero Maestro es imparcial y siempre tiene compasión. Al menos es esto lo que he aprendido en estos años, desde aquella vez allá por el año 1998 en mi prima clase y hasta hoy que aún sigo caminando y viendo cada paso y salto como una lección de vida.

Una foto de una postura avanzada nos puede servir de inspiración, pero no lo es todo. Son pocos los que me pudieron transmitir Yoga mas allá de la foto perfecta o postura compleja, la verdad…son muy pocos. Hace falta la experiencia de haber llevado lo aprendido en el mat a la vida, la experiencia de años de practica, la compasión y sobre todo las ganas de compartir el conocimiento. Ser profesor de Yoga no se logra en un curso solamente, no hay un curso acelerado para ser Yogui, si para obtener un certificado de presencia y asistencia a un curso (varios cursos, hay un montón en internet), pero ser Profesor es mas profundo que eso, mucho mas…

Ser profesor de Yoga no es ser modelo de nada! Yoga no es eso, esta muy alejado de eso. Yoga es usar la conciencia en cada acto que hacemos.

Usen eso como guía para saber si van por el buen camino, verán que se topan con muchas tormentas y de a poco ven el cielo despejado…con el tiempo empezarán a sentir algo dentro de sus corazones que va mas allá de toda asana, algo que se llama compasión y se encuentra muy profundo dentro todos nosotros. Busquen ahí, busquen ir hacía adentro que es el verdadero viaje que venimos a hacer aquí.

 

Namasté


Sol/Sal…tando

Qué decir de los tantos “no puedo” que me dije y que tuve en la vida. Pero sigo asombrándome de la capacidad de auto-superarnos a nosotros mismos y me pone feliz que exista una disciplina como el Yoga que nos haga conocer nuestro propio poder interior.

Me encuentro en Mysore, al sur de india, hay muchas cosas que cambiaron desde mi último viaje, muchas personas van y vienen todo el tiempo y me voy re-acostumbrando a todos esos cambios otra vez. Cuestan las despedidas, las llegadas y de nuevo salirse. Uno va entiendo de que se trata esto del desapego, ya que el vinculo con las personas aquí es profundo e intenso.

Hoy ya casi para fin de año, mi profesor me pidió que diera clases en el Shala. No esperaba que India me abrazara tan fuerte otra vez, creo yo o pienso…o siento que me estaban esperando. Soy demasiado feliz en este lugar, hay una energía que se impregna como un sello en cada extremidad de mi cuerpo y en mi corazón, y esta energía queda grabada y me gusta compartirla. Para mí es un honor que me estés leyendo, así como es un honor que mi Maestro me permita enseñar en su Shala. No es común, soy mujer…eso en India es impedimento para muchas cosas y ademas soy extranjera, lo cuál es aún mas complejo. Pero la verdad, así con todo mi rock, con todo mi Yoga, cada vez que vengo me re-invento a mi misma. Esto es posible porque creo que cuando te entregas, existe un abrazo cósmico que te lo entrega todo.

Empecé este texto refiriéndome a  la cantidad de veces que dije “no puedo”,  la verdad es que muchas veces, pero muchas. Pero a la vez no dejé que esto me ganara, alguna vez las cosas no salieron como esperaba y quizás sangré un poco, pero las cicatrices son enseñanzas para no volvernos a cortar con la misma rama, verdad?

Estoy incrementando mi fuerza en la parte superior de mi cuerpo, sobre todo de abdomen, ya que recientemente me he hecho estudios aquí en Mysore donde tengo una lesión en la parte baja de la espalda es algo que me había sucedido en Buenos Aires como seis meses atrás, practicaba en mi casa y de repente me quedé dura, no pude bajar mi pierna, no pude moverme mas hasta que tuve que ir al médico, en la guardia de la clínica me dijeron que era un dolor de espalda común, que no me preocupara, que es normal…yo sabía que esto no era normal, sé diferenciar entre un dolor muscular y el de un nervio… Entonces, fui al otro día y me dijeron lo mismo, que tomara un calmante y que con eso iba a estar bien. Bueno, traté de no pensar mucho, volví a mi casa acompañada de mi alumna Carla que me cuido en todo momento de que no hiciera ningún mal movimiento, hice cama, me puse calor, tomé eso que me dijeron, el dolor se fue pero algo raro había quedado ahí y yo lo sabía. Continué mi practica y cada tanto el dolor volvía…al llegar a Mysore, me hice la resonancia magnética que no me quisieron hacer en Buenos Aires, yo no sé porque los médicos no quieren hacer este estudio, porque se niegan tanto cuando un paciente se los pide, en fin…resumiendo un poco todo, entré a ese lugar frío en compañía de Carla y mientras de fondo sonaba 50 cent… a las dos horas me dijeron lo que tenía y que es bastante común…lo cuál es cierto, pero bueno no puedo evitar hacer todo lo posible para estar mejor, tratarme con Medicina Ayurveda (en otro post les voy a contar bien de que se trata) y además ir fortaleciendo los músculos del abdomen y espalda con mas intensidad, digo no lo puedo evitar, pero en realidad lo que trato de hacer es evitar algo peor en el futuro. Entonces ya no existe el “no puedo” ahora lo único que vale es “ir por eso”

Mi practica esta firme y consistente mas que nunca, pero debo modificar algunas cosas debido a este dolor. Ahora sé lo que tengo entonces también sé como cuidarlo. Estoy entusiasmada, ha sido un gran IndiaYogiTour y ahora va decantando un poco todo lo que fue el viaje. Muchas enseñanzas rodeada de mis alumnos y mi profesor. Muchas emociones mezcladas y muchos regalos de la vida. Uno de los regalos sin esperar, sin buscarlo es enseñar en el Shala, aquí en Mysore, es un honor y me siento profundamente agradecida, como si caminara entre las nubes….pero también estoy aprendiendo a caminar y sostenerme con mis manos. Cada vez que viene a mi mente uno de esos “no puedo” pienso en algo que me haya costado mucho en la vida, no en el Mat de Yoga, sino en mi vida cotidiana, pienso en esas cicatrices, en ese dolor…y esta vez me dije “Nunca más” y entonces salté. Así el tiempo se detuvo, cinco segundos…diez…no lo sé, solo se detuvo.
Todo se detiene cuando hago Yoga, es por eso que amo esta practica, porque creo y siento que arriba de mi Mat no existe el tiempo.

“Cuando avances en la vida, verás un gran abismo. Salta; no es tan ancho como crees” – Joseph Campbell