Presencia

constancia

 

No es necesario ser flexible para hacer Yoga, solo hace falta voluntad. Nada mas y nada menos. ¿Pero como tener voluntad cuando nos cuesta levantarnos por la mañana de solo pensar que vamos a  realizar saludos al sol? Bueno, mi experiencia me dice algo: lo que hago es pensar  en como me siento después de la clase, ese es mi secreto para no perder la constancia en la practica. El cuerpo registra todo y cuando estas en Savasana relajandote cada parte de tu ser vibra un estado único e irrepetible.

Para adiestrar a la mente, porque claramente le gusta distraerte en cosas y hábitos que hacen que te desenfoques, hay que educarla o mas bien re-educarla, entonces debes recordar y esta palabra: Recordar, viene del latín recordis y significa pasar de nuevo por el corazón; entonces registra ese momento después de la clase de Yoga para poder ayudarte a inspirarte y que pase lo que pase sobre el mat, va a estar todo bien, sos vos y no sos perfecto y yo tampoco. Cada practica debe ser lo mas genuina posible y si un día estas cansado/a esta bien, pero hace tu practica de todas maneras con esa energía, tu cuerpo necesita tener muchas experiencias sobre el Mat, practica cuando estas de súper buen humor, cuando sonreís, cuando tenes sueño, cuando estas muy estresado, cuando llueve, cuando tenes poco tiempo y cuando estas cansado, nada de eso importa una vez que estas con los dos pies en el mat.

Tu practica conciente es tu maestro de todos los días, es el indicador de como va tu energía y de como se desarrolla. El verdadero coraje que determina una practica certera esta en levantarte a practicar, mas allá de todo. Yoga no se trata de colocarse las dos piernas detrás de la cabeza, eso es una consecuencia de una practica serena de muchos años, no el objetivo. Yoga no es ser modelo de nada. Yoga es estar presente, poner los dos pies sobre el mat, incluso cuando te sentís abatido o estas lesionado. Las lesiones corporales nos enseñan muchísimo sobre nuestro carácter y lo amoldan, lo amasan hasta que nos rendimos a ellas y nos levantamos igual, aunque el dolor este ahí, pero no por eso vamos a cerrar los ojos, porque recordamos que en nuestro corazón esta el verdadero fin de la practica y eso mis queridos lectores es un tatuaje real de amor y certeza. No hay medidor para eso, solo constancia y presencia.

Ser Yogui o Yogi (en inglés) es usar nuestra conciencia todos los días y en todos los actos que realizamos. Tratando de mantener una vida acorde a los que dicen los libros sagrados y respetarlos, teniendo también nuestra propia búsqueda y experimentando lo que nos sucede día a día.

Un Maestro ayuda a otros en un principio, pero depende de cada uno de sus alumnos o discípulos mantener la pasión por la búsqueda y el hambre de conocimiento. El Maestro no te dice como ser Yogui, eso es muy personal. Para mí son Yoguis las personas que son coherentes con lo que practican arriba del mat y lo aplican en la vida, son esas personas que llevan años de practica y hacen Yoga con cada acto. Muchos años de practica dan como resultado un sello, no en la piel si no en el corazón de un practicante que busca y que ve en cada paso un aprendizaje, no un impedimento. Un verdadero Maestro es imparcial y siempre tiene compasión. Al menos es esto lo que he aprendido en estos años, desde aquella vez allá por el año 1998 en mi prima clase y hasta hoy que aún sigo caminando y viendo cada paso y salto como una lección de vida.

Una foto de una postura avanzada nos puede servir de inspiración, pero no lo es todo. Son pocos los que me pudieron transmitir Yoga mas allá de la foto perfecta o postura compleja, la verdad…son muy pocos. Hace falta la experiencia de haber llevado lo aprendido en el mat a la vida, la experiencia de años de practica, la compasión y sobre todo las ganas de compartir el conocimiento. Ser profesor de Yoga no se logra en un curso solamente, no hay un curso acelerado para ser Yogui, si para obtener un certificado de presencia y asistencia a un curso (varios cursos, hay un montón en internet), pero ser Profesor es mas profundo que eso, mucho mas…

Ser profesor de Yoga no es ser modelo de nada! Yoga no es eso, esta muy alejado de eso. Yoga es usar la conciencia en cada acto que hacemos.

Usen eso como guía para saber si van por el buen camino, verán que se topan con muchas tormentas y de a poco ven el cielo despejado…con el tiempo empezarán a sentir algo dentro de sus corazones que va mas allá de toda asana, algo que se llama compasión y se encuentra muy profundo dentro todos nosotros. Busquen ahí, busquen ir hacía adentro que es el verdadero viaje que venimos a hacer aquí.

 

Namasté


Sol/Sal…tando

Qué decir de los tantos «no puedo» que me dije y que tuve en la vida. Pero sigo asombrándome de la capacidad de auto-superarnos a nosotros mismos y me pone feliz que exista una disciplina como el Yoga que nos haga conocer nuestro propio poder interior.

Me encuentro en Mysore, al sur de india, hay muchas cosas que cambiaron desde mi último viaje, muchas personas van y vienen todo el tiempo y me voy re-acostumbrando a todos esos cambios otra vez. Cuestan las despedidas, las llegadas y de nuevo salirse. Uno va entiendo de que se trata esto del desapego, ya que el vinculo con las personas aquí es profundo e intenso.

Hoy ya casi para fin de año, mi profesor me pidió que diera clases en el Shala. No esperaba que India me abrazara tan fuerte otra vez, creo yo o pienso…o siento que me estaban esperando. Soy demasiado feliz en este lugar, hay una energía que se impregna como un sello en cada extremidad de mi cuerpo y en mi corazón, y esta energía queda grabada y me gusta compartirla. Para mí es un honor que me estés leyendo, así como es un honor que mi Maestro me permita enseñar en su Shala. No es común, soy mujer…eso en India es impedimento para muchas cosas y ademas soy extranjera, lo cuál es aún mas complejo. Pero la verdad, así con todo mi rock, con todo mi Yoga, cada vez que vengo me re-invento a mi misma. Esto es posible porque creo que cuando te entregas, existe un abrazo cósmico que te lo entrega todo.

Empecé este texto refiriéndome a  la cantidad de veces que dije «no puedo»,  la verdad es que muchas veces, pero muchas. Pero a la vez no dejé que esto me ganara, alguna vez las cosas no salieron como esperaba y quizás sangré un poco, pero las cicatrices son enseñanzas para no volvernos a cortar con la misma rama, verdad?

Estoy incrementando mi fuerza en la parte superior de mi cuerpo, sobre todo de abdomen, ya que recientemente me he hecho estudios aquí en Mysore donde tengo una lesión en la parte baja de la espalda es algo que me había sucedido en Buenos Aires como seis meses atrás, practicaba en mi casa y de repente me quedé dura, no pude bajar mi pierna, no pude moverme mas hasta que tuve que ir al médico, en la guardia de la clínica me dijeron que era un dolor de espalda común, que no me preocupara, que es normal…yo sabía que esto no era normal, sé diferenciar entre un dolor muscular y el de un nervio… Entonces, fui al otro día y me dijeron lo mismo, que tomara un calmante y que con eso iba a estar bien. Bueno, traté de no pensar mucho, volví a mi casa acompañada de mi alumna Carla que me cuido en todo momento de que no hiciera ningún mal movimiento, hice cama, me puse calor, tomé eso que me dijeron, el dolor se fue pero algo raro había quedado ahí y yo lo sabía. Continué mi practica y cada tanto el dolor volvía…al llegar a Mysore, me hice la resonancia magnética que no me quisieron hacer en Buenos Aires, yo no sé porque los médicos no quieren hacer este estudio, porque se niegan tanto cuando un paciente se los pide, en fin…resumiendo un poco todo, entré a ese lugar frío en compañía de Carla y mientras de fondo sonaba 50 cent… a las dos horas me dijeron lo que tenía y que es bastante común…lo cuál es cierto, pero bueno no puedo evitar hacer todo lo posible para estar mejor, tratarme con Medicina Ayurveda (en otro post les voy a contar bien de que se trata) y además ir fortaleciendo los músculos del abdomen y espalda con mas intensidad, digo no lo puedo evitar, pero en realidad lo que trato de hacer es evitar algo peor en el futuro. Entonces ya no existe el «no puedo» ahora lo único que vale es «ir por eso»

Mi practica esta firme y consistente mas que nunca, pero debo modificar algunas cosas debido a este dolor. Ahora sé lo que tengo entonces también sé como cuidarlo. Estoy entusiasmada, ha sido un gran IndiaYogiTour y ahora va decantando un poco todo lo que fue el viaje. Muchas enseñanzas rodeada de mis alumnos y mi profesor. Muchas emociones mezcladas y muchos regalos de la vida. Uno de los regalos sin esperar, sin buscarlo es enseñar en el Shala, aquí en Mysore, es un honor y me siento profundamente agradecida, como si caminara entre las nubes….pero también estoy aprendiendo a caminar y sostenerme con mis manos. Cada vez que viene a mi mente uno de esos «no puedo» pienso en algo que me haya costado mucho en la vida, no en el Mat de Yoga, sino en mi vida cotidiana, pienso en esas cicatrices, en ese dolor…y esta vez me dije «Nunca más» y entonces salté. Así el tiempo se detuvo, cinco segundos…diez…no lo sé, solo se detuvo.
Todo se detiene cuando hago Yoga, es por eso que amo esta practica, porque creo y siento que arriba de mi Mat no existe el tiempo.

«Cuando avances en la vida, verás un gran abismo. Salta; no es tan ancho como crees» – Joseph Campbell

 

 


Postura del Camello

YOGA

 

Gracias al Yoga podemos tener una herramienta de conocimiento y sabiduría, trasladando lo que nos sucede en el mat a la vida, ya sea en forma consciente o no, vamos adquiriendo una nueva forma de vida, mas plena y saludable. Aquí les comparto los beneficios del Camello, que como su nombre lo indica en sánscrito se denomina Ustrasana, Ustra: camello , Asana: postura.

Ustrasana es una postura intensa pero tan vigorizante que me encanta hacerla. Los beneficios son muchos entre estos mantiene favorece toda la parte frontal del cuerpo.

Armado del Asana:

 

Para realizar la postura de manera correcta se debe hacer foco principalmente en la piernas, estas hacen de base para una ligera apertura del pecho hacia atrás y que no se lesione la zona lumbar. Las rodillas están separadas al ancho de la caderas y siempre se mantiene la fuerza en los tobillos como si quisiéramos empujar el suelo con los empeines. Cuando colocamos las manos en la cintura empujar con la pelvis hacía adelante y desde ahí llevar el torso hacía atrás. Tratar de mantener allí cinco respiraciones profundas, que es lo mínimo que la memoria corporal del cuerpo requiere para registrar una postura. Este es el primer paso y es bien importante que no se produzca ningún dolor extremo en la cintura. Volvemos muy lentamente haciendo hincapié en las piernas, toda la fuerza y el envión hacía adelante lo hacemos con las piernas y con una inhalación profunda, lo último que sube es la cabeza.

Segundo paso es ir un poco mas profundo, utilizar las manos y de la misma manera que lo hicimos antes, ahora empujamos la pelvis hacia adelante, relajamos completamente la cabeza y nos tomamos muy suavemente los talones. Abrimos los ojos! Miramos el mundo de otra manera si hacemos esto. Mantenemos los brazos estirados y si por alguna razón cuesta respirar en la postura, tengamos en cuenta que es algo es normal al principio, entonces tratamos de que la respiración fluya sin entrecortarse. no que empujar ni forzar demasiado la cintura.

Beneficios de esta postura:

  • Favorece la irrigación sanguínea en las caderas.
  • fortalece las piernas y libera a la cintura del stress.
  • Favorece el funcionamiento del los pulmones y el corazón.
  • Beneficia a las glándulas tiroides y sexuales.
  • Fortalece la columna vertebral
  • Trae calma a las personas con ansiedad
  • Relaja la cintura cuando hay dolores menstruales.
  • Favorece los organos de la vejiga, uretra y los ovarios.

 

Siempre aconsejo realizar las posturas con una previa entrada en calor y no realizarlas en forma aislada, ya que se puede provocar una lesión. Es necesaria la corrección de un profesor, aconsejo no realizarlas en casa sino se tiene una practica regular de Yoga. 


Perspectivas

Inhala el futuro, Exhala el pasado 

¿Viviendo el presente quizás? Bueno, no se trata de pensar en el mañana (futuro) sino que éste es un ejercicio para enfocarnos en el AHORA. De hecho «pensar» con la respiración es una forma de conectarnos directamente con nuestro tiempo presente. 

Cuando nos dicen «Tenes que soltar» no nos gusta, ponemos una cara como si nos estuvieran sacando una foto con mucho flash, si así, fruncimos el entrecejo, achicamos los ojos, ponemos cara de «no me gusta lo que me decís, no es fácil»…

¿Como hacemos para soltar entonces? 

Trabajando para eso. Primero esta bien tomar conciencia de a que o a quien estamos aferrados. Siempre digo que ese es el gran paso, no confundir amor con apego y no confundir la felicidad con el deseo de obtener todo el tiempo diferentes estímulos para no vernos o no conectarnos con nosotros mismos. 

¿Cuántas personas van a casamientos con alguien de turno para no sentirse solos? ¿Cuántas personas hay en este planeta que están con una pareja X para no conectarse con ellos mismos? ¿Cuántas personas vuelven a relaciones del pasado para no vincularse desde el amor genuino? ¿Cuántas personas están con una misma pareja por costumbre? Cuántos le tienen miedo al cambio? Cuántos estímulos necesitas para no verte a vos mismo? Decime, cuántos? 

Los estímulos hoy en día son lo mas fácil de encontrar, los celulares son uno de ellos, por ejemplo; la TV, comprar ropa desmesuradamente…Estar apegados a la televisión para no sentirse solos antes de irse a dormir…cuantos casos hay de estos? Comprar ropa en cantidad cuando alguien se siente solo, dolido, frustado…La realidad es que vivir en el presente para mucha gente es muy doloroso al principio. No es un cambio fácil, desprenderse de cosas o personas tampoco lo es. Pero más bien pongamos al lado de la palabra «soltar» la palabra «desintoxicar», desintoxicarnos de cosas, desintoxicarnos de gente que no nos hace bien y crear un mundo diferente a nuestro alrededor. No significa que todo eso que nos rodea habitualmente no exista mas, sino que a partir de éste momento uno es creador y decide cuanto tiempo debe estar en cada situación. 

Enfrentarse y verse a uno mismo sin ningún tipo de estímulos es un gran desafío, porque implica un gran poder mental. Cuanto tiempo podes estar sin tu celular? Nos perdemos de un montón de cosas conectándonos a través de los estímulos. Una charla en un café, por ejemplo…muchas cosas lindas empiezan con una charla y charlar con uno mismo también cuenta eh..

Hay algo mucho mas profundo mas allá de todo este mundo que vemos y en la medida que empecemos por conectarnos con nosotros mismos todo comenzará a cambiar. La tecnología es maravillosa, pero en su justa medida. El apego a las cosas se transforman en hábitos y se impregnan poco a poco. Estaría muy bien descansar de tu celular un día o dos no crees? 

Lo que sucede al entrar en el terreno personal es algo mas complejo, no todo el mundo sabe que es lo que realmente quiere o por donde va caminando. La gente vive en esta era un poco ciega y un poco despierta. Pero cada vez mas, parece que algo real aflora y nace con mayor fuerza en nosotros. Poder ver esto es maravilloso. En una clase de Yoga, por ejemplo, los estímulos aminoran, no podemos concentrarnos en otras cosas y si pensamos en algo…pensamos un poco menos y cada vez menos hasta que no pensamos y nos metemos de lleno en la clase. Eso es un corte, una herramienta poderosa que tenemos para enfocarnos en el presente. Las relaciones entre las personas y la relación de estas con sus soledades es un terreno amplio, pero uno debe poder diferenciar cuando realmente ama a alguien o cuando se esta apegado a alguien. El estar solo/a para muchas personas significa sufrimiento, pero no porque quieran estar con alguien y no pueden…sino porque lo que no pueden es estar con ellos mismos. Se confunden, empiezan a apegarse a una relación, a su pasado o piensan demasiado en el futuro teniendo fantasías, por ejemplo. Todas estas situaciones de no enfoque en el presente llevan a querer estar viviendo una película ya vista, ya repetida…porque no es lo que verdaderamente sucede, es lo que se piensa que sucede,  no es lo real. 

La verdad es que soltar cuesta y como ya dije en un anterior post, se gasta mucha energía viviendo estancado en el pasado por temor a enfrentar el presente de una manera diferente. Cuando el cambio aflora hay miedo, es normal, pero no por eso hay que repetir una y otra vez las historias y los hábitos que ya sabemos que nos hacen mal. 

«¿Se puede soltar sin sufrir?» Me preguntaron en un mensaje en mi página hace unos días. Yo pregunto: ¿Qué significa sufrir para nosotros? ¿Qué es el sufrimiento? Bueno, en toda nuestra vida en la medida que haya deseo habrá sufrimiento. Eso esta escrito en los libros sagrados de Yoga, es una respuesta muy simple, pero encierra mucho en un sólo renglón. Como hacemos para no sufrir? No es algo fácil, pero en la medida que se incorporen hábitos diferentes el comportamiento cambia. En la medida que uno va aceptándose a si mismo, sintiendo su presente como pasajero y no eterno, de a poco algo empieza a cambiar. Pero esto no se practica sólo pensándolo, sino haciéndolo y ejercitándolo. Uno debe ser consciente de lo que mas le cuesta cambiar e ir por ello. No vale quedarse sentado esperando que los momentos pasen, de esa manera no tomamos acción sobre las cosas. Hacer, accionar, practicar Yoga, moverse, meditar, bailar solos en nuestras casas con la música que queramos, disfrutar de un libro, comer algo rico, mirar a los amigos a los ojos…¿Cuántas cosas lindas se pueden hacer sin el uso de estímulos para tapar soledades? Un montón! 

El apego a los estímulos tapan soledades, tapan huecos y crean mas vacío. Por dar un ejemplo: Cada vez el vacío es más grande, entonces es cuando mas ropa compras, cambias tu celular con mas frecuencia, volvés con tu ex, te separas, luego conoces a alguien y volvés otra vez con tu ex, te cansas y entonces te tomas varias cervezas el fin de semana con tus amigos y te sentís feliz por instantes…es fácil eso, sentirse feliz a través de estímulos y con otros. Pero y vos? Vos cómo sos feliz con vos? 

Cada vez mas hay relaciones que parecen mas una App de celular que una relación real. Hay gente que es conciente de esto, pero a la vez no pueden evitarlo y hay personas que no se dan cuenta, aún duermen. Y hay otras en cambio, que se enfrentan al estar con ellos mismos, que no es lo mismo que estar solos. Es diferente, es ESTAR PRESENTE. Hay que hacerse cargo de uno para poder estar con otro. No hay una formula mágica para no sentir sufrimiento, pero lo único que sé es que viviendo en el presente no hay sufrimiento. Hay AMOR, amor con uno mismo. 

El poder discernir el AMOR del apego o el apego al estimulo que nos tapa algo que no queremos sentir, es la gran revelación. La palabra VIVEKA en sánscrito, significa Discernimiento y no hay que temerle, porque en el cambio esta la evolución. 

«-¿Y que pasa si te enamoras?

-Crees en eso?

-Hablo de amor, no de papa noel»—De la pelicula 5oo days of Summer

«Este momento es una perla»—-De la pelicula Begin again