El Yoga y la vida moderna

yoga en India

Mysore, sur de India -2017-

 

 

A veces en la vida nos vemos envueltos en una serie de pensamientos o ideas que no podemos parar en nuestra mente ¿Les sucede esto? 

El vivir en una vida moderna y acelerada hace que nos cueste entrar en una sintonía profunda de repente o al menos sucede que nos da miedo al comienzo del cambio. Pero considero que esto es parte del proceso de evolución hacia una nueva forma de ver la realidad que nos rodea. 

No todos estamos conectados a las mismas cosas y a los mismos estímulos, por esto mismo es que pienso que la clase de yoga es diferente para cada unos de nosotros. Vamos desde pensamientos mundanos a profundos, desde tareas del hogar, tareas laborales y hasta relaciones personales en nuestra mente. Sucede de todo, pero qué es lo mas profundo que nos sucede? el poder abstraernos de todos estos pensamientos. ¿Cómo es esto posible? Practicando Yoga seriamente. 

Cuando comencé con esta practica de Ashtanga Yoga, ya conocía el nacimiento de la misma, la raíz, su fuente: el Hatha Yoga. Mi mente podía establecer paz en este lugar, pero la realidad era que estaba viviendo un momento muy atormentado de pensamientos y buscando mas que nada libertad, cambiando de trabajo y comenzando a vivir sola. Muchos cambios y todos juntos. 

En ese momento de mi vida, nadie tenía página web de yoga, no existía la información online de profesores de yoga, solo podías acceder vía número telefónico y mas que nada era un dato que se pasaba de boca en boca, por recomendación. Yo trabajaba diez horas como encargada en un spa, sabía que una ex compañera del profesorado de yoga estaba practicando Ashtanga y me había comentado que estaba fascinada. La verdad no tenía su teléfono y tampoco su mail. Iba en el bus, camino a mi trabajo y comencé a pensar en ella ya que quería comenzar a practicar algo más dinámico, mi cuerpo me lo pedía y mi mente mas aún. Pasaron unos minutos y ella sube al bus, mis ojos no podían creer lo que veían porque no había otra manera de enterarme donde tomar las clases con su profesor. Casualidad? no lo creo…definitivamente esto era una señal. Ya teniendo los datos de las clases, llamé por teléfono y rápidamente comencé a practicar esta disciplina que amé desde el primer día y sigo amando hasta el día de hoy. 

Empecé a levantarme muy temprano porque entraba a trabajar a las 10 de la mañana y no podía ir a la tarde. Me anoté para ir todos los días, esto cambió totalmente mi estado de ánimo, la calidad de pensamientos que tenía y la vitalidad que mi cuerpo estableció era notablemente muy elevada. A partir de este momento algo nuevo comenzó a gestarse en mí ser, nada volvería a ser como antes. Seis meses practicando todos los días este método y mi vida tomó un nuevo rumbo, cambió de forma y pude sostener muchos cambios con mucha entereza y coraje. 

No hay nada que pueda describir certeramente lo que produce esta practica, más que practicarla, vivenciarla y amarla. Porque para muchos de los practicantes es como medicina para convivir con lo que acontece en nuestra sociedad moderna, es el elixir de moderno que necesitamos. 

Recomiendo esta disciplina a todos aquellos que deseen realmente una respuesta a inquietudes, a los que necesiten de mas fuerza en todos los aspectos de su vida, a los que quieren animarse a hacer cosas nuevas, a los que nunca practicaron, a los curiosos, a los que leen acerca de filosofías ancestrales, a los que quieren renovarse…este método es para todo el mundo, todos pueden practicar y experimentar una vivencia personal especial para lo que necesite cada uno.

Para asimilar los cambios es necesaria una buena predisposición de salir y entrar en diferentes estados de ánimo, esta practica te ayuda a eso, a poder pararte y comenzar de nuevo, ser de nuevo, volar, saltar, sostener y vibrar ten tu respiración, todo junto a su vez. Algo mágico esta sucediendo, cada vez el mundo necesita del yoga, cada vez las personas quieren y buscan alternativas, ser una comunicadora e inspirar a otros con mi experiencia me llena de emoción, saber que los cambios son reales, porque el yoga real es uno solo. Nadie les va decir que tienen que seguir a un guru para esto, la transformación es personal e individual. Yoga es unión, no divide nada. 

Toda la info sobre las clases esta aquí, nuestro hogar de yoga queda en villa crespo. Los esperamos.

Namasté