Encuentro

encuentro

 

 

Tantas veces leo en mails que me llegan en donde me preguntan sobre cómo realizar la postura perfecta o cómo hacer para poder realizar un asana más rápidamente…

Opino que nada de esto es relevante.

La verdadera conexión con el Yoga es a través de nuestra respiración y esto hace que nos podamos re-conectar con nosotros mismos en un camino misterioso hacia donde va nuestra mente cada vez que ponemos nuestros pies sobre el mat.

Al menos es esto lo que el Yoga logra en mí cuando vuelo a través de mi inhalación y exhalación. Es que voy a un lugar no solo misterioso, si no que es  pacífico, amoroso y sabio. Cada vez somos mas amigos y logra impregnarse en mi ser paso a paso.

Muchas veces durante mis inicios, sentía que debía ir en búsqueda de ese espacio una y otra vez, pero a lo largo de los años comprendí de que se trata «soltar«. Y voy aprendiendo cada vez más como es soltar, ya que no es algo que sólo nos sucede una vez…entonces es ahí donde este lugar me busca, viene solo, llega y me inunda con todo lo que tiene para darme. Yo lo único que hago es escuchar las olas del mar que reproduce mi respiración, nado en movimientos, bailo la danza de shiva sin esperar nada a cambio, me perfumo de esta auto-sanación alquímica que me produce mi practica de Yoga sin expectativas, nada mas y solo eso.

«El buscador se convierte en  sabio cuando deja de buscar y es finalmente, encontrador.»

Selva Mariana Alegre