Presencia

constancia

 

No es necesario ser flexible para hacer Yoga, solo hace falta voluntad. Nada mas y nada menos. ¿Pero como tener voluntad cuando nos cuesta levantarnos por la mañana de solo pensar que vamos a  realizar saludos al sol? Bueno, mi experiencia me dice algo: lo que hago es pensar  en como me siento después de la clase, ese es mi secreto para no perder la constancia en la practica. El cuerpo registra todo y cuando estas en Savasana relajandote cada parte de tu ser vibra un estado único e irrepetible.

Para adiestrar a la mente, porque claramente le gusta distraerte en cosas y hábitos que hacen que te desenfoques, hay que educarla o mas bien re-educarla, entonces debes recordar y esta palabra: Recordar, viene del latín recordis y significa pasar de nuevo por el corazón; entonces registra ese momento después de la clase de Yoga para poder ayudarte a inspirarte y que pase lo que pase sobre el mat, va a estar todo bien, sos vos y no sos perfecto y yo tampoco. Cada practica debe ser lo mas genuina posible y si un día estas cansado/a esta bien, pero hace tu practica de todas maneras con esa energía, tu cuerpo necesita tener muchas experiencias sobre el Mat, practica cuando estas de súper buen humor, cuando sonreís, cuando tenes sueño, cuando estas muy estresado, cuando llueve, cuando tenes poco tiempo y cuando estas cansado, nada de eso importa una vez que estas con los dos pies en el mat.

Tu practica conciente es tu maestro de todos los días, es el indicador de como va tu energía y de como se desarrolla. El verdadero coraje que determina una practica certera esta en levantarte a practicar, mas allá de todo. Yoga no se trata de colocarse las dos piernas detrás de la cabeza, eso es una consecuencia de una practica serena de muchos años, no el objetivo. Yoga no es ser modelo de nada. Yoga es estar presente, poner los dos pies sobre el mat, incluso cuando te sentís abatido o estas lesionado. Las lesiones corporales nos enseñan muchísimo sobre nuestro carácter y lo amoldan, lo amasan hasta que nos rendimos a ellas y nos levantamos igual, aunque el dolor este ahí, pero no por eso vamos a cerrar los ojos, porque recordamos que en nuestro corazón esta el verdadero fin de la practica y eso mis queridos lectores es un tatuaje real de amor y certeza. No hay medidor para eso, solo constancia y presencia.

Ser Yogui o Yogi (en inglés) es usar nuestra conciencia todos los días y en todos los actos que realizamos. Tratando de mantener una vida acorde a los que dicen los libros sagrados y respetarlos, teniendo también nuestra propia búsqueda y experimentando lo que nos sucede día a día.

Un Maestro ayuda a otros en un principio, pero depende de cada uno de sus alumnos o discípulos mantener la pasión por la búsqueda y el hambre de conocimiento. El Maestro no te dice como ser Yogui, eso es muy personal. Para mí son Yoguis las personas que son coherentes con lo que practican arriba del mat y lo aplican en la vida, son esas personas que llevan años de practica y hacen Yoga con cada acto. Muchos años de practica dan como resultado un sello, no en la piel si no en el corazón de un practicante que busca y que ve en cada paso un aprendizaje, no un impedimento. Un verdadero Maestro es imparcial y siempre tiene compasión. Al menos es esto lo que he aprendido en estos años, desde aquella vez allá por el año 1998 en mi prima clase y hasta hoy que aún sigo caminando y viendo cada paso y salto como una lección de vida.

Una foto de una postura avanzada nos puede servir de inspiración, pero no lo es todo. Son pocos los que me pudieron transmitir Yoga mas allá de la foto perfecta o postura compleja, la verdad…son muy pocos. Hace falta la experiencia de haber llevado lo aprendido en el mat a la vida, la experiencia de años de practica, la compasión y sobre todo las ganas de compartir el conocimiento. Ser profesor de Yoga no se logra en un curso solamente, no hay un curso acelerado para ser Yogui, si para obtener un certificado de presencia y asistencia a un curso (varios cursos, hay un montón en internet), pero ser Profesor es mas profundo que eso, mucho mas…

Ser profesor de Yoga no es ser modelo de nada! Yoga no es eso, esta muy alejado de eso. Yoga es usar la conciencia en cada acto que hacemos.

Usen eso como guía para saber si van por el buen camino, verán que se topan con muchas tormentas y de a poco ven el cielo despejado…con el tiempo empezarán a sentir algo dentro de sus corazones que va mas allá de toda asana, algo que se llama compasión y se encuentra muy profundo dentro todos nosotros. Busquen ahí, busquen ir hacía adentro que es el verdadero viaje que venimos a hacer aquí.

 

Namasté