Sobre el perdón

Este capítulo va dedicado a una alumna que me consultó sobre sus dudas acerca de soltar algo que aún no puede perdonar…

Hace muchos años cuando viaje por primera vez a India 🇮🇳 pensaba que la vida era de una manera, que mi forma de ver el mundo era casi la principal forma de verlo. Yo era una persona que se mentía a si misma para no sufrir, por muchos años hice esto… Pero un día (que no fue de la noche a la mañana) me desvelé en mi pequeño cuarto de una antigua casa tipica de Mysore, una noche donde llovía mucho y donde me preguntaba porqué se me había ocurrido viajar sola a un lugar tan diferente donde yo no era el centro del universo y donde por supuesto, mi sufrimiento era visto como raro y hasta diría, ridículo. Esa noche pensé seriamente en que quizás el problema no estaba en los demás y que los otros no me hacían nada, era yo. Era mi forma de ver la vida, el mundo y lo que me acontecía lo que me hacía sufrir…Entonces sentí que todo el daño que hacía a propósito me hacía mucho daño mas a mí que a los otros… Lloré mucho, mientras puteaba bastante en español, por suerte era el único momento en que me sentía muy libre mientras practicaba mi inglés y me desahogaba. Esa noche decidí ser más consciente cada vez que veía en otros algo que no me gustaba…y que trataría de verlo en mí…

Esta experiencia fue tan cruel y tan tremendamente desgarradora, que lloraba y reía a la vez por muchos momentos. Hasta que finalmente empecé a reír mucho, a reír locamente de la magia del universo, de mi misma y de lo irónica que puede llegar a ser la existencia…Cuando al otro día estaba en mi clase de filosofía estudiando los yogasutras, le conté a mi maestro lo que me había pasado y me dijo algo que aún hoy me hace muy bien recordar: El reconocer los problemas de uno mismo te hace estar mas cerca de la evolución espiritual. Es por esto que conocerse es un acto de amor y gobernarse emocionalmente es sagrado.’ 

 

 

Cómo sanar si no podemos perdonarnos a nosotros mismos? Cómo poder seguir adelante si no podemos soltar un enojo o resentimiento?

La verdad es que soltar algo que no perdonas no se puede, primero tenes que perdonar sino no existe el desapego. No esta separado, esta unido a la manera que encontramos para lidiar con emociones que no cuestan mucho trabajo asimilarlas. Muchas personas siguen adelante sin perdonar, sino “pensando” en olvidar pero llevando en una mochila, sin darse cuenta, mucho rencor.

La manera que he encontrado yo para perdonar es la meditación, la visualización buscando una manera de perdonar a quienes me hicieron mucho daño, tratando de que con estas visualizaciones el enojo se hiciese mas pequeño y poder estar en paz. Con mucho trabajo en este tipo de visualizaciones he podido perdonar, pero mas importante aún, me he dado cuenta que proyecté en el afuera cosas que tenían que ver con mi historia de vida, las repetía y repetía sin darme cuenta, ni ser consciente de esto. Pero esta sensación empezó a surgir y empecé no solo a estar en paz, sino empecé a soltar todo eso que pensaba que era una cosa y en realidad era otra. Es decir, pensaba que me hicieron daño, pero en realidad el daño me lo había hecho yo misma al representar esa situación otra vez en mi vida. Uno siempre refleja en el afuera cosas de uno…esta apertura me trajo un mundo nuevo en este camino, porque una parte mía se daba cuenta que no quería perdonar…era mi ego encriptado y empecinado en aferrarse a ese sentimiento y no dejar ir…Pero también pude ver esto que me hizo llorar a moco tendido varias noches para poder darme cuenta que en realidad no era por ahí y que el camino a la sanación era sin esfuerzo, que todo lo que empujaba era mi ego (y empujaba mucho) Así, empecé a ser consciente de muchas mas cosas que acontecían y que le acontecían a los otros. Mi análisis y forma de ver las relaciones cambió de perspectiva, dándome cuenta también de que al enseñar esto a otros con pequeños gestos o con dialogo o con hechos, les duele…duele tanto que surge enojo, duele tanto que no quieren aceptar sus propias miserias ni su mochila que vienen arrastrando hace mucho; pero la única manera de derrotar al ego es aceptando la propia garbage (basura) de cada uno para realmente poder dejar de sostener con una banda elástica que siempre va a rebotar sino se deja de hacer tanta fuerza al echar la culpa a los otros  de lo que nos pasa en la vida. Cada uno esta librando una propia batalla, pero eso no significa que el otro tiene la culpa de lo que te acontece, sino mas bien, el OTRO es siempre una OPORTUNIDAD de SANACIÓN.

El día que todos podamos ver esto, el mundo será diferente.