Decisiones

 

A veces creemos que somos felices a través de algo, de alguien, de un lugar, de un factor externo. Pero solo cuando nos vamos muy hacia dentro sabemos si nuestra felicidad es verdadera o depende de factores externos, es aquí cuando muchas personas tapan este sentimiento con mas cosas, hacen mas ya que les da miedo descubrir que la felicidad es un estado que no depende de nada externo y que solo el encuentro con espacios genuinos y verdaderos con nuestro ser nos darán empoderamiento real.

Para esto es necesario entender a través de estas experiencias de buscar hacia afuera, que realmente debemos ir hacia adentro. Suena fácil, pero es todo un camino de encuentro con nuestra propia esencia y a entender para que estamos acá y cual es nuestro Dharma, nuestra misión.

Tuve la oportunidad de entrar en un miedo intenso a ir hacia adentro en serio cuando tenía 17 años de edad, un miedo que me llevó a buscar paz urgente. Encontré esta paz solo de una manera: aprendiendo a respirar, era el único momento de mi día en que no pensaba tormentosamente. Caminé bajo relámpagos mientras meditaba, nubes, pájaros, el sol, la tierra, el movimiento de la tierra y después de mucho andar pude apreciar el cielo despejado, completamente azul. Un regalo De Dios pensé; y fue la primera vez que sentí que me había encontrado a mi misma.

Los invito a todos a meditar en movimiento, Ashtanga Yoga es para todos.


Soltar? Qué es en realidad?

 

Hace poco hice un video sobre que significa soltar, porque se habla mucho de soltar, renacer, dejar el pasado atrás como si fuese tan fácil y uno que viene caminando hace rato tratando de sanarse en serio, que nos digan que en un mes soltamos es algo muy raro. Primero, porque nadie suelta nada en un mes, todo tiene un proceso y debemos respetar el dolor para poder sanar, curarnos y porque no mimarnos para volver a nuestro centro y que todo vaya fluyendo. 

Cómo podemos ayudarnos en el proceso?

Amigos, buenas amistades de esas que te escuchen y que te digan que todo va a estar bien siempre. Porque esto va a pasar, porque no hay nada que sea un huracán y que si aparece uno, pronto se va a ir calmando. Amigos que nos hagan sentir que no estamos solos, compartir nuestro dolor con personas que puedan ponerse en nuestro lugar, que nos hagan un espacio para escucharnos. Nada mas eso. Terapia productiva (así la llamo yo) invertir en alguien que sepamos nos puede ayudar. Tampoco te digas que si el terapeuta esta muy lejos de tu casa, no vas porque es lejos…esas cosas para estos momentos no cuentan. Valorate, porque el tiempo pasa y los problemas cuanto antes se resuelvan mejor. No podemos ayudarnos leyendo una revista en la peluquería, que nos diga que todo pasa y que recitamos unos mantras y ya esta, todo va a mejorar. Tengo que ser muy real en esto, porque si bien yo misma escribo artículos, siempre digo que todo esto va a compañado de un tratamiento, amigos y vida saludable sin gente tóxica que nos hagan mal. Nadie suelta sin ayuda, es necesario tener una base, un amor propio trabajado, la conciencia sobre los actos que hacemos y sobre todo tiempo para estar mal cuando tenemos que estar mal, estar mas o menos y estar bien, y hasta a veces volver a estar mal, mas o menos y luego bien otra vez. Hasta que todo se va nivelando, nada es de la noche a la mañana. Los procesos internos son los procesos y nadie te tiene que juzgar por eso. Es un poco y un poco, uno debe ser consciente del problema y estar atento a lo que le pasa. Anotar sus estados de ánimo. Hacer Yoga por ejemplo ayuda mucho a conectarnos con nuestras emociones, por esto digo que para soltar primero hay que saber que estamos soltando, no? porque muchas personas hechan la culpa a otros de los que les pasa y nunca ven lo que hace que las situaciones siempre terminen de la misma manera. No ser víctima de las situaciones, pero respetar el duelo. Si o si. Y cada uno hace el duelo como tenga ganas, con amor. 

Soltar es poder vernos y aceptarnos tal cual somos, con nuestra sombra y nuestra luz, un todo. No estamos todo el día sonriendo para decir que estamos mejor, cuando en realidad sufrimos horrores, eso no es bueno. No tiene nada de malo ser vulnerables. Todos lo somos, porque todas las personas tenemos sentimientos. Hacer yoga nos ayuda a sentir el cuerpo y a través de él poder aflojar las emociones y la tensión. 

Meditar no es solamente meditar sentado cruzado de rodillas, sino ademas asimilar los procesos de nuestra vida como tales, darnos tiempo para poder abrazar nuestra sombra, el dolor y lo que nos suceda para salir de ahí sin dar un salto cuando aún no sabemos tomar envión, sino que podamos irnos bien bien atrás y luego con un gran paso cuando ya estemos listos, podamos saltar y darnos cuenta que al final era cierto, el abismo no era tan ancho como creíamos, pero que de todas maneras valió la pena estar bien preparado. 

 


Tu cuerpo es un diamante

2

 

 

Cuando comenzás a conocer tu cuerpo algo empieza a gustarte cada vez mas. Comenzás a aceptar las cosas como son. No buscas cambiarlo y cuando aceptas ésto es que va tomando nuevas formas. En la practica de Yoga aprendo de mi cuerpo y sus sensaciones cada vez que coloco mis pies en el Mat.

Tu cuerpo es un diamante que expresa tu alma, cuando esta armonioso tu energía también lo esta, cuando hay algo que funciona mal entonces es bueno chequear a ver que sucede. Los controles una vez por año, lo que comes y cada cuantas horas lo haces es importante. También cuantas horas dormís, que tan profundo y si te estiras en la cama al levantarte. La cantidad de agua que bebés, si caminas (aunque sea 20 minutos de tu día) y si practicas alguna actividad que te haga sentir mas saludable es muy importante.

Cuidar nuestra capa externa, como lo es nuestro cuerpo, en realidad es comenzar a sentir primero que sucede desde adentro. Los cambios se expresan desde lo interior hacía el exterior, no al revés. Y en la medida en que vayamos descubriéndonos a nosotros mismos nuestro cuerpo comenzará a cambiar. ¿No les pasa que su cuerpo ya no es el mismo desde que comenzaron Yoga y que se sienten diferentes?

Con tu cuerpo debes sentirte libre, esa es la mejor expresión que puedes dar de ti mismo y no hace falta que tu cuerpo pese tanto o midas 90-60-90. Lo que expreses debe ser una belleza natural, sin sentir pena por tu cuerpo y aceptándolo tal como es, será una gran transformación. Conozco muchos casos de mujeres que piensan que tienen que adelgazar para realizar ciertas posturas de Yoga y no es así. Cada uno tiene su propia postura, su propio tono y su propia magia en una clase y por ende en la vida misma.

Ser genuino es la base de todo cuerpo saludable. El cambio, como dije antes, comienza desde adentro y lo equilibrado, poderoso, dinámico y lo artístico que pueda parecerte un cuerpo haciendo Yoga es el resultado de una búsqueda y como tal, va encontrando diferentes respuestas en cada practica, aceptando que nunca es igual y que siempre va mutando. Un cuerpo saludable debería ser libre del Photoshop expresando así una naturalidad plena y armoniosa.