Soltar? Qué es en realidad?

 

Hace poco hice un video sobre que significa soltar, porque se habla mucho de soltar, renacer, dejar el pasado atrás como si fuese tan fácil y uno que viene caminando hace rato tratando de sanarse en serio, que nos digan que en un mes soltamos es algo muy raro. Primero, porque nadie suelta nada en un mes, todo tiene un proceso y debemos respetar el dolor para poder sanar, curarnos y porque no mimarnos para volver a nuestro centro y que todo vaya fluyendo. 

Cómo podemos ayudarnos en el proceso?

Amigos, buenas amistades de esas que te escuchen y que te digan que todo va a estar bien siempre. Porque esto va a pasar, porque no hay nada que sea un huracán y que si aparece uno, pronto se va a ir calmando. Amigos que nos hagan sentir que no estamos solos, compartir nuestro dolor con personas que puedan ponerse en nuestro lugar, que nos hagan un espacio para escucharnos. Nada mas eso. Terapia productiva (así la llamo yo) invertir en alguien que sepamos nos puede ayudar. Tampoco te digas que si el terapeuta esta muy lejos de tu casa, no vas porque es lejos…esas cosas para estos momentos no cuentan. Valorate, porque el tiempo pasa y los problemas cuanto antes se resuelvan mejor. No podemos ayudarnos leyendo una revista en la peluquería, que nos diga que todo pasa y que recitamos unos mantras y ya esta, todo va a mejorar. Tengo que ser muy real en esto, porque si bien yo misma escribo artículos, siempre digo que todo esto va a compañado de un tratamiento, amigos y vida saludable sin gente tóxica que nos hagan mal. Nadie suelta sin ayuda, es necesario tener una base, un amor propio trabajado, la conciencia sobre los actos que hacemos y sobre todo tiempo para estar mal cuando tenemos que estar mal, estar mas o menos y estar bien, y hasta a veces volver a estar mal, mas o menos y luego bien otra vez. Hasta que todo se va nivelando, nada es de la noche a la mañana. Los procesos internos son los procesos y nadie te tiene que juzgar por eso. Es un poco y un poco, uno debe ser consciente del problema y estar atento a lo que le pasa. Anotar sus estados de ánimo. Hacer Yoga por ejemplo ayuda mucho a conectarnos con nuestras emociones, por esto digo que para soltar primero hay que saber que estamos soltando, no? porque muchas personas hechan la culpa a otros de los que les pasa y nunca ven lo que hace que las situaciones siempre terminen de la misma manera. No ser víctima de las situaciones, pero respetar el duelo. Si o si. Y cada uno hace el duelo como tenga ganas, con amor. 

Soltar es poder vernos y aceptarnos tal cual somos, con nuestra sombra y nuestra luz, un todo. No estamos todo el día sonriendo para decir que estamos mejor, cuando en realidad sufrimos horrores, eso no es bueno. No tiene nada de malo ser vulnerables. Todos lo somos, porque todas las personas tenemos sentimientos. Hacer yoga nos ayuda a sentir el cuerpo y a través de él poder aflojar las emociones y la tensión. 

Meditar no es solamente meditar sentado cruzado de rodillas, sino ademas asimilar los procesos de nuestra vida como tales, darnos tiempo para poder abrazar nuestra sombra, el dolor y lo que nos suceda para salir de ahí sin dar un salto cuando aún no sabemos tomar envión, sino que podamos irnos bien bien atrás y luego con un gran paso cuando ya estemos listos, podamos saltar y darnos cuenta que al final era cierto, el abismo no era tan ancho como creíamos, pero que de todas maneras valió la pena estar bien preparado. 

 


El Yoga y la vida moderna

yoga en India

Mysore, sur de India -2017-

 

 

A veces en la vida nos vemos envueltos en una serie de pensamientos o ideas que no podemos parar en nuestra mente ¿Les sucede esto? 

El vivir en una vida moderna y acelerada hace que nos cueste entrar en una sintonía profunda de repente o al menos sucede que nos da miedo al comienzo del cambio. Pero considero que esto es parte del proceso de evolución hacia una nueva forma de ver la realidad que nos rodea. 

No todos estamos conectados a las mismas cosas y a los mismos estímulos, por esto mismo es que pienso que la clase de yoga es diferente para cada unos de nosotros. Vamos desde pensamientos mundanos a profundos, desde tareas del hogar, tareas laborales y hasta relaciones personales en nuestra mente. Sucede de todo, pero qué es lo mas profundo que nos sucede? el poder abstraernos de todos estos pensamientos. ¿Cómo es esto posible? Practicando Yoga seriamente. 

Cuando comencé con esta practica de Ashtanga Yoga, ya conocía el nacimiento de la misma, la raíz, su fuente: el Hatha Yoga. Mi mente podía establecer paz en este lugar, pero la realidad era que estaba viviendo un momento muy atormentado de pensamientos y buscando mas que nada libertad, cambiando de trabajo y comenzando a vivir sola. Muchos cambios y todos juntos. 

En ese momento de mi vida, nadie tenía página web de yoga, no existía la información online de profesores de yoga, solo podías acceder vía número telefónico y mas que nada era un dato que se pasaba de boca en boca, por recomendación. Yo trabajaba diez horas como encargada en un spa, sabía que una ex compañera del profesorado de yoga estaba practicando Ashtanga y me había comentado que estaba fascinada. La verdad no tenía su teléfono y tampoco su mail. Iba en el bus, camino a mi trabajo y comencé a pensar en ella ya que quería comenzar a practicar algo más dinámico, mi cuerpo me lo pedía y mi mente mas aún. Pasaron unos minutos y ella sube al bus, mis ojos no podían creer lo que veían porque no había otra manera de enterarme donde tomar las clases con su profesor. Casualidad? no lo creo…definitivamente esto era una señal. Ya teniendo los datos de las clases, llamé por teléfono y rápidamente comencé a practicar esta disciplina que amé desde el primer día y sigo amando hasta el día de hoy. 

Empecé a levantarme muy temprano porque entraba a trabajar a las 10 de la mañana y no podía ir a la tarde. Me anoté para ir todos los días, esto cambió totalmente mi estado de ánimo, la calidad de pensamientos que tenía y la vitalidad que mi cuerpo estableció era notablemente muy elevada. A partir de este momento algo nuevo comenzó a gestarse en mí ser, nada volvería a ser como antes. Seis meses practicando todos los días este método y mi vida tomó un nuevo rumbo, cambió de forma y pude sostener muchos cambios con mucha entereza y coraje. 

No hay nada que pueda describir certeramente lo que produce esta practica, más que practicarla, vivenciarla y amarla. Porque para muchos de los practicantes es como medicina para convivir con lo que acontece en nuestra sociedad moderna, es el elixir de moderno que necesitamos. 

Recomiendo esta disciplina a todos aquellos que deseen realmente una respuesta a inquietudes, a los que necesiten de mas fuerza en todos los aspectos de su vida, a los que quieren animarse a hacer cosas nuevas, a los que nunca practicaron, a los curiosos, a los que leen acerca de filosofías ancestrales, a los que quieren renovarse…este método es para todo el mundo, todos pueden practicar y experimentar una vivencia personal especial para lo que necesite cada uno.

Para asimilar los cambios es necesaria una buena predisposición de salir y entrar en diferentes estados de ánimo, esta practica te ayuda a eso, a poder pararte y comenzar de nuevo, ser de nuevo, volar, saltar, sostener y vibrar ten tu respiración, todo junto a su vez. Algo mágico esta sucediendo, cada vez el mundo necesita del yoga, cada vez las personas quieren y buscan alternativas, ser una comunicadora e inspirar a otros con mi experiencia me llena de emoción, saber que los cambios son reales, porque el yoga real es uno solo. Nadie les va decir que tienen que seguir a un guru para esto, la transformación es personal e individual. Yoga es unión, no divide nada. 

Toda la info sobre las clases esta aquí, nuestro hogar de yoga queda en villa crespo. Los esperamos.

Namasté 


Perspectivas

Inhala el futuro, Exhala el pasado 

¿Viviendo el presente quizás? Bueno, no se trata de pensar en el mañana (futuro) sino que éste es un ejercicio para enfocarnos en el AHORA. De hecho “pensar” con la respiración es una forma de conectarnos directamente con nuestro tiempo presente. 

Cuando nos dicen “Tenes que soltar” no nos gusta, ponemos una cara como si nos estuvieran sacando una foto con mucho flash, si así, fruncimos el entrecejo, achicamos los ojos, ponemos cara de “no me gusta lo que me decís, no es fácil”…

¿Como hacemos para soltar entonces? 

Trabajando para eso. Primero esta bien tomar conciencia de a que o a quien estamos aferrados. Siempre digo que ese es el gran paso, no confundir amor con apego y no confundir la felicidad con el deseo de obtener todo el tiempo diferentes estímulos para no vernos o no conectarnos con nosotros mismos. 

¿Cuántas personas van a casamientos con alguien de turno para no sentirse solos? ¿Cuántas personas hay en este planeta que están con una pareja X para no conectarse con ellos mismos? ¿Cuántas personas vuelven a relaciones del pasado para no vincularse desde el amor genuino? ¿Cuántas personas están con una misma pareja por costumbre? Cuántos le tienen miedo al cambio? Cuántos estímulos necesitas para no verte a vos mismo? Decime, cuántos? 

Los estímulos hoy en día son lo mas fácil de encontrar, los celulares son uno de ellos, por ejemplo; la TV, comprar ropa desmesuradamente…Estar apegados a la televisión para no sentirse solos antes de irse a dormir…cuantos casos hay de estos? Comprar ropa en cantidad cuando alguien se siente solo, dolido, frustado…La realidad es que vivir en el presente para mucha gente es muy doloroso al principio. No es un cambio fácil, desprenderse de cosas o personas tampoco lo es. Pero más bien pongamos al lado de la palabra “soltar” la palabra “desintoxicar”, desintoxicarnos de cosas, desintoxicarnos de gente que no nos hace bien y crear un mundo diferente a nuestro alrededor. No significa que todo eso que nos rodea habitualmente no exista mas, sino que a partir de éste momento uno es creador y decide cuanto tiempo debe estar en cada situación. 

Enfrentarse y verse a uno mismo sin ningún tipo de estímulos es un gran desafío, porque implica un gran poder mental. Cuanto tiempo podes estar sin tu celular? Nos perdemos de un montón de cosas conectándonos a través de los estímulos. Una charla en un café, por ejemplo…muchas cosas lindas empiezan con una charla y charlar con uno mismo también cuenta eh..

Hay algo mucho mas profundo mas allá de todo este mundo que vemos y en la medida que empecemos por conectarnos con nosotros mismos todo comenzará a cambiar. La tecnología es maravillosa, pero en su justa medida. El apego a las cosas se transforman en hábitos y se impregnan poco a poco. Estaría muy bien descansar de tu celular un día o dos no crees? 

Lo que sucede al entrar en el terreno personal es algo mas complejo, no todo el mundo sabe que es lo que realmente quiere o por donde va caminando. La gente vive en esta era un poco ciega y un poco despierta. Pero cada vez mas, parece que algo real aflora y nace con mayor fuerza en nosotros. Poder ver esto es maravilloso. En una clase de Yoga, por ejemplo, los estímulos aminoran, no podemos concentrarnos en otras cosas y si pensamos en algo…pensamos un poco menos y cada vez menos hasta que no pensamos y nos metemos de lleno en la clase. Eso es un corte, una herramienta poderosa que tenemos para enfocarnos en el presente. Las relaciones entre las personas y la relación de estas con sus soledades es un terreno amplio, pero uno debe poder diferenciar cuando realmente ama a alguien o cuando se esta apegado a alguien. El estar solo/a para muchas personas significa sufrimiento, pero no porque quieran estar con alguien y no pueden…sino porque lo que no pueden es estar con ellos mismos. Se confunden, empiezan a apegarse a una relación, a su pasado o piensan demasiado en el futuro teniendo fantasías, por ejemplo. Todas estas situaciones de no enfoque en el presente llevan a querer estar viviendo una película ya vista, ya repetida…porque no es lo que verdaderamente sucede, es lo que se piensa que sucede,  no es lo real. 

La verdad es que soltar cuesta y como ya dije en un anterior post, se gasta mucha energía viviendo estancado en el pasado por temor a enfrentar el presente de una manera diferente. Cuando el cambio aflora hay miedo, es normal, pero no por eso hay que repetir una y otra vez las historias y los hábitos que ya sabemos que nos hacen mal. 

“¿Se puede soltar sin sufrir?” Me preguntaron en un mensaje en mi página hace unos días. Yo pregunto: ¿Qué significa sufrir para nosotros? ¿Qué es el sufrimiento? Bueno, en toda nuestra vida en la medida que haya deseo habrá sufrimiento. Eso esta escrito en los libros sagrados de Yoga, es una respuesta muy simple, pero encierra mucho en un sólo renglón. Como hacemos para no sufrir? No es algo fácil, pero en la medida que se incorporen hábitos diferentes el comportamiento cambia. En la medida que uno va aceptándose a si mismo, sintiendo su presente como pasajero y no eterno, de a poco algo empieza a cambiar. Pero esto no se practica sólo pensándolo, sino haciéndolo y ejercitándolo. Uno debe ser consciente de lo que mas le cuesta cambiar e ir por ello. No vale quedarse sentado esperando que los momentos pasen, de esa manera no tomamos acción sobre las cosas. Hacer, accionar, practicar Yoga, moverse, meditar, bailar solos en nuestras casas con la música que queramos, disfrutar de un libro, comer algo rico, mirar a los amigos a los ojos…¿Cuántas cosas lindas se pueden hacer sin el uso de estímulos para tapar soledades? Un montón! 

El apego a los estímulos tapan soledades, tapan huecos y crean mas vacío. Por dar un ejemplo: Cada vez el vacío es más grande, entonces es cuando mas ropa compras, cambias tu celular con mas frecuencia, volvés con tu ex, te separas, luego conoces a alguien y volvés otra vez con tu ex, te cansas y entonces te tomas varias cervezas el fin de semana con tus amigos y te sentís feliz por instantes…es fácil eso, sentirse feliz a través de estímulos y con otros. Pero y vos? Vos cómo sos feliz con vos? 

Cada vez mas hay relaciones que parecen mas una App de celular que una relación real. Hay gente que es conciente de esto, pero a la vez no pueden evitarlo y hay personas que no se dan cuenta, aún duermen. Y hay otras en cambio, que se enfrentan al estar con ellos mismos, que no es lo mismo que estar solos. Es diferente, es ESTAR PRESENTE. Hay que hacerse cargo de uno para poder estar con otro. No hay una formula mágica para no sentir sufrimiento, pero lo único que sé es que viviendo en el presente no hay sufrimiento. Hay AMOR, amor con uno mismo. 

El poder discernir el AMOR del apego o el apego al estimulo que nos tapa algo que no queremos sentir, es la gran revelación. La palabra VIVEKA en sánscrito, significa Discernimiento y no hay que temerle, porque en el cambio esta la evolución. 

“-¿Y que pasa si te enamoras?

-Crees en eso?

-Hablo de amor, no de papa noel”—De la pelicula 5oo days of Summer

“Este momento es una perla”—-De la pelicula Begin again


Nuestro Presente

 

 

5

 

 

Cada vez que te distraigas de tu momento presente, ya sea por futurizar demasiado o dar vueltas sobre tu pasado estas perdiéndote del AHORA

Podés pensar mil veces sobre lo que va a acontecer, pero no podrás cambiar nada salvo que te concentres en tu AHORA

Según Osho, para la mente el momento presente es solo una linea divisoria entre el pasado y el futuro, o sea que siempre vivis un sólo instante no podés estar en dos lugares al mismo tiempo. Podés ir al pasado o al  futuro que es un pasado proyectado, pero la mente siempre va a querer moverse mas allá del tiempo de nuestros cuerpos, como si existiera un futuro mas allá de la muerte, siempre proyectando siempre moviéndose. La mente no quiere estar en el presente porque esto implica detenerse y a  nuestra mente le gusta moverse.

 

2

 

El momento presente es la vida misma, es todo lo que tenemos. Cuando caminamos nuestra mente esta haciendo mil cosas, para poder abstraernos de nuestra mente podemos practicar respirar en forma consciente, sentir la inhalación y la exhalación. Es un ejercicio bien simple, pero difícil porque nuestra mente quiere todo el tiempo moverse de un punto a otro.

Si te cuesta mucho concentrarte en la respiración podés repetir mentalmente: “Estoy inhalando, estoy exhalando” puede ayudarte mucho al comienzo. Los invito a practicar.

Este momento es todo lo que tienes.

Namasté