El pase de diapositivas requiere JavaScript.


“En Toda mi juventud fui deportista en varios ámbitos, pero la buena vida y los excesos me llevaron a tener una buena panza y abandonar mis actividades deportivas. Hasta hace unos 60 días atrás tenía un concepto totalmente errado de lo que es el Yoga. Y mas lejano aún, el del Ashtanga. Siempre creí que era algo para mujeres o gente madura, hasta que un día mi novia me propuso ir a una clase con Mariana. Me despoje de cualquier pensamiento, me descalcé y me subí al mat. Empecé a respirar y a transpirar en una clase intensa y de mucha concentración. Encontrándome con algo, que poco a poco y en corto plazo empezó a moverme algunas cosas tanto en lo físico, como en lo personal. Ya van casi mas de 2 meses que estoy practicando y quiero superarme mas y realizar las posturas con mejor técnica, cuesta, pero con tiempo y paciencia se llegará… Hoy Me siento con mas vida, fuerza y vitalidad que cuando hacia fútbol o artes marciales. En Un clima así, es muy fácil adaptarse a este nuevo mundo.”

Nicolás Munichor 


“Cada practica me hace tan bien, me hace sentir más fuerte, más profunda, más sobre la tierra, aquí y ahora. Gracias Mariana!”

Nequi Galotti- Conductora y  columnista de moda.


“Creo que cuando a uno lo apasiona lo que hace, lo transmite. Y marian es así. Hay algo, una energía muy única que se genera en las clases, que lo sentís en el cuerpo y en la mente, es como si te abstrayeras de todo. Para mí el Ashtanga es un desafío constante.  Hace que cada uno saque  la mejor versión de uno”

Carla Ferracini 


 

“Mi experiencia con el Yoga es excelente, mi cuerpo es otro. Logré conocerme mucho mas de lo que antes a partir de esta practica y además logré hacer posturas que no pensé haría en tan poco tiempo.
Me siento super cómoda con Mariana. Respeta mi cuerpo pero a su vez me exige hasta donde sabe que puedo llegar y eso me encanta. Por todo lo dicho no tengo mas que agradecimientos por haberme hecho conocer esta práctica tan saludable”

Maria Paula Taddeo


“El yoga me ayuda a trabajar la concentración, el aquí y ahora, me conecta con mi cuerpo y con la energía que va pasando por dentro, al mismo tiempo que me concientiza, vibro al unísono con la energía de la naturaleza toda. La armoniza, sin dudas. Y Mariana, grosa, me cautivó con su conocimiento y su capacidad para dar a cada cual su proceso de aprendizaje. Hasta su voz calma por dentro. Gracias”

Magalí Jaz Bensignor


“Tus enseñanzas, tu energía y acompañamiento en una etapa muy particular de mi vida fueron una de las mayores razones de encontrarme a mi misma hoy en este universo Yogi, gracias a que nuestros caminos se cruzaron.  Solamente GRACIAS!!”

Sofía Tapia


 

“Durante años escuché hablar maravillas sobre la práctica del yoga y a mí por ser tan deportista, me costaba pensar que iba a poder disfrutar una clase sin transpirar ni gastar energía. Cuando empecé con las clases me di cuenta de que mis presunciones estaban muy lejos de la realidad y contrario a lo que me imaginé gastaba energía, transpiraba y además salía de la clase con una paz que ninguna otra actividad me había brindado nunca. Después de la clase me siento un helado derretido y a la vez con mucha energía. Siento mi alma sana y libre, por un rato por lo menos esa sensación me encanta.”

Cata Weiss


 

“Lo maravilloso del yoga es que me conduce constantemente al presente, siento que me ayuda a conectarme con mi cuerpo, a habitar mi cuerpo. Me ayuda a integrarme. Me hace esforzarme pero también siento cómo evoluciono. Y la relajación es simplemente mágica.
El yoga es una relación que se construye con el tiempo. Yo soy muy ansiosa, me costó entenderlo, bajar, conectarme. Mi antecedente con la danza contribuyó a que tuviera paciencia. De a poco lo fui descubriendo y cada vez me enamoro más de esta práctica. Es un hermoso camino.” 

Julieta Da Representacao


 

“Hago yoga porque me hace sentir más fuerte. Hago remo los sábados, corro una vez a la semana y practico yoga dos veces por semana. Es lo que me saca de todo, en realidad no podría seguir con mi rutina laboral sino hiciese yoga. La verdad me cambió la vida” 

Alfredo Lopéz


 

“Yoga es dejarse llevar por el movimiento y estar abierto a lo nuevo. Es un desafío constante. Al principio me costó aprender a respirar y moverme, tenía sobrepeso y nunca había hecho nada de nada. Sin embargo ahora, gracias a tomar clases dos veces por semana he podido calmar mis nervios, mi cuerpo cambió y me siento muy bien conmigo misma.” 

Silvina Gallicio

Deja un comentario