INDIA1-2

Hola India, estoy de vuelta!

Y un día allá a lo lejos pensé que esto que sucede quizás me llevaría mas tiempo concretarlo, pero estoy aquí viviéndolo de una manera que me conmueve.

Hacía tiempo que no venía a India. Pasaron muchas cosas en estos tres años, entre esas cosas casi me caso con la persona incorrecta y tuve una crisis tremenda que me llevó a replantearme donde estaba parada exactamente. ¿Dónde estas Selva Mariana? Me pregunté en esos momentos…Pero todo eso ha quedado ya atrás y tengo una gran experiencia de vida al respecto. Sino fuese por el Yoga y la aceptación de que todo sucede por algo no estaría hoy en este lugar y en este tiempo. El Yoga, desde pequeña me ha llevado a lugares donde puedo lograr estar en paz conmigo misma y por suerte, no solo mi cuerpo tiene memoria, sino también mi corazón que hizo que me conectara de nuevo con lo que mas amo en el mundo, haciendo que no me aparte de esto ni por un segundo.

Aquí comienza entonces este sueño que le había prometido a India. Lo llamé India Yogi Tour, es Yogi sin la letra “u” entre la “g” y la “i” porque esta experiencia es para todos, no solamente para las personas que viven en Argentina, sino para todas las personas del mundo, así bien amplio como soy yo. Entonces esta en Inglés, para que desde India también lo pudiesen entender. Esta propuesta de venir con mis alumnos me trae inmensas vivencias, recuerdos y mucha experiencia nueva en este arte de ser la mano que los trae hasta aquí, donde les espera seguramente muchas vivencias nuevas en esta tierra bendecida de conocimiento y sabiduría.

Llegamos a India hace tres semanas y comenzamos a recorrerla con un tour de quince días alrededor del Norte del país, somos un grupo que nos adaptamos a todo y fue surgiendo de la mejor manera, nos reímos muchísimo durante todo el viaje y vamos a recordar esos momentos con demasiada felicidad! India es muy intensa, pero es hermosa a la vez. Vale la alegría haber andado en camello en el medio del desierto, haber estado en el Taj Mahal y presenciar su majestuosidad, pasar por diferentes pueblos como Jodhpur, Udaipur y Khajuraho; conocer su cultura y compartirnos con ellos, disfrutar de las tradicionales comidas del Norte, visitar templos sagrados y llegar finalmente al Río Ganges… personalmente ahí sentí que me estallaba el corazón, no podía creer lo que estaba viendo, todo muy fuerte para los que pudimos vivirlo y presenciar una ceremonia (puja) frente en este lugar tan simbólico y sagrado donde conviven la vida y también la muerte. Y así, ésta fue nuestra última parada hasta que llegamos a Mysore que es donde se encuentra la cuna del Ashtanga Yoga. Aquí estamos hoy y llegamos con hambre de conocimiento! El Profesorado de Yoga ya comenzó hace una semana y estamos felices!

Los integrantes Yogis, están experimentando muchas cosas, estudiando filosofía, anatomía, practicando Pranayama y realizando la practica de yoga todos los días. Un gran cambio poder ver los resultados de una practica diaria, aquí mi profesor dice: `Una practica de Yoga es regular si se practica todos los días, sino no podemos llamarla practica regular´ En lo personal practico por las mañanas y luego estudio música e idioma: Armonio e Hindi, lo cual me causa mucho placer incursionar ya que esta cultura me fascina! Tengo amigos que viven acá hace tiempo y me recuerdan algunas cosas y momentos de cuando vivía en Mysore. Ahora lo veo todo un poco diferente, pero esta ciudad sigue teniendo la misma magia de siempre!! En cuanto a las diferencias, supongo que será porque vine esta vez desde otro lugar, vine a realizar lo que había prometido, a comprometerme mas con este camino y a poder dar a conocer a mis Maestros.

“NO TE QUEDES EN UNA POSTURA CÓMODA PORQUE PENSAS QUE AHÍ YA SOS FELIZ, DA LO MEJOR DE VOS Y LLEGA AL MÁXIMO”

Esto dice mi Maestro MV Chidananda cuando explica la profundidad de las Asanas. Lo que aprendo constantemente aquí no tiene un precio, todo es una gran experiencia que va gestando otras y hace que cada vez pueda ir creando más y más. De toda mi vivencia personal y los viajes anteriores a India nació este proyecto y debo decir, por lo que veo hasta ahora, que dará sus frutos. Nunca fui de quedarme en mi zona cómoda y siempre dí el máximo, así por ejemplo cuando vine por primera vez a esta país y no sabía Inglés, dí lo mejor de mí para aprender y poder comunicarme apropiadamente. Así y todo no me quedé conforme y regresé a India dos veces mas a seguir estudiando y aprendiendo sobre las diferentes disciplinas y también sobre mi misma. Este es un viaje que recorre varios lugares de Selva, por lo menos así lo vivo yo. Y es tan así, que recuerdo muchas vivencias como cuando me tocó dar clases reemplazando a MV Chidananda, la vez que pasamos navidad y año nuevo junto a todos los Yogis que estudiamos aquí en Mysore, las veces que me encontré despierta practicando Mantras en mi cuarto a las cinco de la mañana antes de ir a realizar mi practica…y se me llenan los ojos de lágrimas, fueron momentos que marcaron un antes y un después. Es así como recorriendo este viaje sobre mi misma se van creando otros caminos Yogis con las personas que han venido hasta aquí, como hilos que se conectan y se cruzan, experiencias de vida, momentos especiales y una gran pasión que nos une a todos. Algunas personas han venido impulsadas por haber leído mi blog, otras personas por la curiosidad de experimentar lo que alguna vez les he contado o transmitido y otras porque además desean ser profesores y esto es lo que mas me emociona. Ser profesor de Yoga es un compromiso, un largo camino y que me mejor que llegar aquí y comenzar a llevarlo de la manera adecuada, sembrando de a poco mas experiencia para poder transmitir correctamente un método y una disciplina.

Aquí vamos en este Mandala que no para de rodar en Mysore, estoy orgullosa de este grupo Yogi, ellas van teniendo su propia experiencia y yo, mientras voy reencontrándome con viejos recuerdos, los voy mezclando con las nuevas vivencias, me transformo en algo diferente y zas! Surgen mas cosas nuevas, creaciones, celebraciones y sonrisas. Pero no puedo ponerles un nombre ahora, porque esto recién comienza, esto es una puerta a otro lugar, a una nueva rueda, a una experiencia mágica que tengo el honor de abrir. La puerta esta abierta y mi corazón también.

GRACIAS INDIA.

 

 

 Capítulo 16